Menú Superior

EL TIRANTE DESEO (Julio 2016)

EL TIRANTE DESEO (Julio 2016)

 
DESEOAl campo del deseo lo siembran
las semillas de la espera;
un campo pálido en donde la soledad abruma,
cala los huesos allá al fondo
y se excede en un sueño turbio, sin acomodo ni norte.
Los gusanos del miedo babean
en fatalidad mortuoria;
es un humus necesario, irremediable.
Y el deseo se resiste a morir,
infectado por una voluntad disoluta,
ya membrana que quiere ser coliflor
y se riza, delira, y no puede.
Lo llaman amor, y lo riegan
a lágrimas, con suspiros podridos
de avidez y desencanto.
Un asomo de conciencia quiere sobreponerse,
dos pupilas desorbitadas a ras de tierra,
fluctuando sin aliento:
la espera cobriza y lenta en sofoco.
Fuera de su vaina,
al amor lechoso lo sangran
moscardones vehementes;
y la sed se encabrita
con los labios ásperos y desgarrados.
A la dicha la agita el ardor,
a este lado en donde las uvas revientan a racimos;
la Verdad se retrae asustada,
intimidada por la impaciencia
del céfiro indecente.
Harta de sol, la pesadumbre
tirita deseca, entre cardos y lagartos,
bajo las grietas del deseo.
No hay consuelo
allá donde la brisa lastima,
ni posible abandono:
hay un lánguido silbido
que reclama con crimen
la silueta de la muerte.
 
Por Antonio Carranza
No comments yet.

Deja un comentario